lunes, 25 de noviembre de 2013

Nuevo libro interesante.

Hace unos días una buena amiga me recomendó un libro sobre adopción. Se trata de "Personitas invisibles".

Es un libro solidario editado por AFAC, que destinará íntegramente los beneficios de su venta a mejorar la vida de los niños que viven en los orfanatos

Cuento basado en una historia real. Dos niñas de 5 años que viven en un orfanato, nos explican su aventura: un día las pequeñas comienzan a borrarse de forma alucinante, hasta el punto de volverse totalmente invisibles para el resto del mundo. Nadie las ve.

Nunca antes se había contado una historia de superación, optimismo y afecto contada con la voz de los más pequeños, nunca se ha contado como es la vida dentro de una institución....

Personitas invisibles consigue llegar al corazón movida por la espontaneidad de sus personajes, y por el mensaje positivo que desprenden.

Cuento abierto a las familias con sensibilidad por la diversidad, al mundo adoptivo en general y al mundo de la adopción de niños con necesidades especiales.


 Espero que os guste. (Gracias por tu aportación N.)

miércoles, 20 de noviembre de 2013

20 de Noviembre Día Universal del Niño

En 1925 la Organización "Save de Children" redactó la Declaración de Derechos del Niño. Naciones Unidas la puso en marcha en 1959. Y fue un 20 de Noviembre de 1989 cuando se firmó la Convención de los Derechos del Niño. Desde entonces se celebra ese día en conmemoración, el Día Universal/Internacional del Niño.
La Convención sobre los Derechos del niño es uno de los principales instrumentos internacionales a través de los cuáles se reconoce a los niños como agentes sociales que poseen derechos individuales.
Aunque fue aprobada por las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 no entró en vigor hasta el 2 de septiembre. Posee 54 artículos donde se recogen los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños. Su aplicación es una obligación y responsabilidad tanto de los gobiernos así como  también de otros agentes como padres, profesores, profesionales de la salud, investigadores y los propios niños y niñas. 
Esta Convención ha sido ratificada por 193 países, los cuáles tienen que  rendir cuentas sobre su cumplimiento al Comité de Derechos del Niño Se trata de un comité formado por 18 expertos en el campo de los derechos de la infancia, procedentes de países y ordenamientos jurídicos diferentes.  
La Convención tiene dos protocolos que la complementan. El protocolo relativo a la venta de niños y la prostitución infantil y el protocolo relativo a la participación de los niños en conflictos armados.
Muchos países poseen leyes que protegen la infancia, pero eso no significa que se cumplan. Para los niños, y en especial para los grupos excluidos o minoritarios, esto significa a menudo vivir en situaciones de pobreza, sin hogar, sin protección jurídica, sin acceso a la educación o la sanidad, etc.
La Convención reconoce claramente el derecho de todos los niños y niñas (menores de 18 años) a un nivel de vida adecuado. Y es un tratado jurídicamente vinculante, o lo que es lo mismo de obligado cumplimiento.
La Historia de la Convención
 
En 1959, Naciones Unidas aprobó una Declaración de los Derechos del Niño que incluía 10 principios. Pero no era suficiente para proteger los derechos de la infancia porque legalmente no tenía carácter obligatorio.
Por eso en 1978, el Gobierno de Polonia presentó a Naciones Unidas la versión provisional de una Convención sobre los Derechos de los Niños.
Tras diez años de negociaciones con gobiernos de todo el mundo, líderes religiosos, ONG, y otras instituciones, se logró aprobar el texto final de la "Convención sobre los Derechos del Niño", el 20 de Noviembre de 1989, cuyo cumplimiento sería obligatorio para todos los países que la ratificasen.
La Convención se convirtió en Ley en 1990, después de ser firmada y aceptada por 20 países, entre ellos España.

 
 

martes, 19 de noviembre de 2013

Tifón "Yolanda" y FILIPINAS


Se me rompe el alma cada vez que veo un reportaje sobre el estado en el que ha quedado gran parte de Filipinas tras ser arrasada por el tifón "Yolanda". Ahora ha sido este tifón, pero otras veces se trata de un terremoto, un tsunami, un desbordamiento de tierras, una hambruna, un periodo de malas cosechas, lluvias tropicales, y qué se yo. Esta vez le ha tocado a Filipinas, pero no hay que olvidar a otras zonas del planeta que han sufrido y siguen sufriendo las consecuencias de otras calamidades: Chad, Ruanda, Haití, etc.
 
 
En el caso de Filipinas, Yolanda, ha provocado más de 10.000 muertos, ha dejado además a medio millón de personas sin hogar. Ahora más de 11 millones personas dependen de la ayuda internacional. Ha destruido pueblos enteros, haciendo desaparecer millones de hogares y dejando 4,6 millones de niños en grave riesgo.
Son numerosos los organismos públicos y privados que están recaudando fondos, alimentos, medicinas, ropa, etc para hacer que esta crisis sea menos crítica para estas personas: Médicos sin Fronteras, Unicef, Manos Unidas, etc.
Aquí os dejo un enlace en el que si queréis podéis hacer aportaciones a través de diversos organismos:
 
 
 
Pienso en todas esas personas, especialmente en esos niños que no encuentran a sus familiares, que han quedado desamparados. Pienso en la imposibilidad ya no solo de poder ofrecerles alimentos, ropa o cobijo, sino también en el cariño, apoyo y la fuerza para seguir adelante. Se me rompe el alma.