miércoles, 27 de marzo de 2013

Recuerdos...



Tengo ganas de buscar esos juegos y juguetes con los que me pasaba las horas jugando. Quiero dar a mi fututo hijo/a esa sensación de paz y alegría con la que por las tardes al salir del colegio me ponía a jugar en mi habitación con los clicks de famóbil, con las piezas de lego con las que construía castillos y animales imposibles. ¡Tengo tanto por dar! Quiero darle cariño, ternura, honradez, bondad. Quiero que uno de esos niños que espera ser adoptado tenga el amor de una familia que espera ansiosa su llegada. Quiero sentarme con el/ella y disfrutar de momentos inolvidables.
La espera se hace larga, pero mis sueños cada vez son más reales. Es bonito soñar despierto, pero a veces cuando vuelves a la realidad, piensas ¿pero cuándo? De momento guardo esos recuerdos y mi esperanza, esperando que ese día llegue lo antes posible.
 

jueves, 21 de marzo de 2013

Desesperado con el curso de formación

Estamos ya en el mes de Marzo y aún no hemos empezado el curso de formación. Algo que normalmente se lleva a cabo en un corto periodo de tiempo se está convirtiendo en un obstáculo difícil de superar. En la Comunidad de Madrid nos dan largas indicando que el problema reside en el cambio de la contrata que imparte los cursos y que en breve comenzará a funcionar. ¿No se dan cuenta del daño que están ocasionando a las familias con este retraso? La adopción internacional es larga en el tiempo y a los padres adoptantes aún se nos hace más larga. No me parece justo para ninguna de las dos partes. Se está perdiendo un tiempo precioso.

jueves, 7 de marzo de 2013

Pensando en países: México

Tal y como comenté en días anteriores, una de las posibilidades que nos planteábamos a la hora de elegir un país para la Adopción Internacional era Kazagstán, pero no es la única. También pensé en Kirguistán.
Estos últimos días rondan por mi cabeza otros países como México, Hungría, Bulgaria...
En el caso de México, la dificultad reside en la enorme distancia desde España, y que luego hay 31 Estados. Cada uno de estos 31 Estados tiene legislación concreta en materia de adopciones. Sabemos que la ECAI que funciona con México en la Comunidad de Madrid es Profilia. Según he leído la edad de los niños susceptibles de adoptar en México es a partir de los 3 años, aunque en muchas páginas se habla de los 5 años.
He encontrado una página AFAMEX (Asociación de Familias Adoptantes de México) donde indican los pasos a seguir para poder adoptar en este país. Aún tengo que seguir leyendo ya que a primera vista tanta información me está aturdiendo. Es muchísima la documentación que hay que aportar, y con tantos pasos me pierdo un poco. Quizá esté planteado para realizar la adopción a través de protocolo público, y nosotros en cualquier caso creemos que lo mejor es gestionarlo a través de una ECAI.
Una de las razones por las que me gusta México es el idioma. No solo por nosotros cuando tengamos que hacer las obligadas visitas, sino por el papeleo y por los propios niños.
Al hablar la misma lengua supongo que todos los pasos de traducción y notaría de los mismos, no habrá que hacerlos y por tanto se agilizarán en cierto modo los trámites (se ganará tiempo, y el tiempo vale su peso en oro).
De igual modo, el idioma lo veo como una ventaja considerable a la hora de estar en comunicación con el niño. El hecho de que pueda entendernos, que nos podamos comunicar favorecerá la confianza, romperá barreras. Podrá decir lo que piensa, indicarnos si le duele algo, lo que necesita.
Cierto es que los niños a estas edades tempranas son como esponjas y aprenden rapidísimo, pero hasta que aprenden preferiría que pudieran comunicarse conmigo y que les pudiera entender.


viernes, 1 de marzo de 2013

Entre tanto... ha llegado Cooper


Entre espera y espera, ha llegado a casa Cooper.La diferencia de como vivía antes (imagen de la izquierda) a como está ahora (imagen de la derecha), es brutal.
Tiene casi dos añitos, lo hemos recogido de un centro de animales que hay en Guadarrama (en Fenixcan). En casa es un encanto, pero al sacarlo fuera para dar paseos, cambia de forma radical. ¿Tendrá doble personalidad? Supongo que estará estresado y que necesita un periodo de adaptación como es lógico. Tener a Cooper en casa será una nueva responsabilidad.
Para poder adoptar a Cooper hemos tenido que pasar por una entrevista. Ójala las entrevistas que tengamos para obtener el Certificado de Idoneidad en la Adopción Internacional sean similares.
Hay una gran diferencia entre adoptar un niño y adoptar una mascota, en este caso un perro. Pero ambos casos suponen tener nuevas responsabilidades. También hay que tener en cuenta su integración. No es lo mismo integrarlo como uno más de la familia, que tenerlo como un elemento de ocio o de diversión. A veces pueden incluso ser mejores que ciertas personas. Te aportan más de lo que uno puede imaginar. Ya os iré contando algo más a medida que vayan pasando los días. Estamos muy ilusionados con él y el con nosotros.